Vamos a ponernos muy intensos con las "metas". Pero no de forma literal, como en "vamos a correr hacia la meta”, como no paraban de hacer ciertos personajes de animación en una conocida serie sobre fútbol. Vamos a hablar del significado del prefijo "meta" en la palabra metadatos.

A principios de 2017, GoPro presentó el formato de metadatos de GoPro, que convirtió en código abierto los metadatos de los vídeos de GoPro: se compartía la telemetría, la temperatura, la exposición de la imagen y la velocidad del obturador, entre otras cosas, en una "pista" MP4 específica (parecida a una pista de audio o vídeo dentro de ese archivo). A finales de 2017 lanzó el primer chip de procesamiento personalizado de GoPro, el GP1, y la HERO6 Black comenzó a aprovechar mejor las capacidades de los metadatos.

Y en 2018... *redoble de tambores*... continuó el impulso de los metadatos con la HERO7 Black, la primera GoPro con reconocimiento de escena y un reconocimiento facial y de sonrisas mejorado. Estas actualizaciones ayudan no solo con el balance de blancos automático (AWB) o el procesamiento y la gradación del color, sino que también mejoran la experiencia de edición automática de QuikStories.

Para aclararlo, hemos pedido a los expertos de GoPro que nos den una explicación con un ejemplo parecido en el que el usuario se beneficie. Y qué mejor situación que usar la HERO7 Black sumergible bajo el agua.

Las siguientes palabras son del arquitecto de firmware Anandhakumar Chinnaiyan, que trabaja en la sede de GoPro en San Mateo (California), y del ingeniero de algoritmos Adrien Cariou, que trabaja en la oficina de GoPro de París.

Bajo el agua: metadatos y balance de blancos automático

Los vídeos y las fotos bajo el agua forman parte del ADN de GoPro desde el primer día. Desde la HERO5 hemos estado trabajando para conseguir que los contenidos bajo el agua sean más fáciles de capturar que nunca. Eso implica que no se necesiten filtros de buceo para corregir los colores, ya que cuanto menos equipo se necesite, menos se puede olvidar.*

Desde el punto de vista de un ingeniero de imagen, el agua actúa como un filtro azul y bloquea la mayoría de la luz roja. Este fenómeno se intensifica con la profundidad: cuanto más profundo bucees, menos luz roja llega al sensor. Una de las mayores dificultades que tiene nuestro algoritmo de AWB es corregir esa falta de coloración roja.

Anteriormente, el AWB se aplicaba después de analizar el color de la escena, pero eso puede producir un complicado defecto llamado "metamerismo". El metamerismo es la situación en la que un color se percibe de formas diferentes en función de la fuente luminosa. Por ejemplo, una muestra de color amarillo a la luz del sol puede parecer exactamente del mismo color que una de color verde bajo una fuente luminosa artificial y cálida. Esto se debe, básicamente, a cómo lo interpreta el cerebro humano. Rara vez (si no nunca) nos planteamos cómo interpreta nuestro cerebro el color de forma diferente en función de la fuente de luz ambiental, ya sea consciente o inconscientemente.   

Cuando el cerebro humano se elimina de la ecuación y se pide a una máquina que marque estas diferencias, todo se vuelve más complicado. El AWB no es capaz de reconocer el metamerismo, por lo que resulta especialmente difícil corregir el color de las escenas bajo el agua de forma proactiva con el AWB y la exposición automática.

Y ahí es donde aparece la HERO7 Black armada con el chip GP1 y con capacidades de metadatos avanzadas. Ahora, con esta GoPro, a medida que llegas a mayores profundidades y hay menos luz disponible, el análisis de la imagen y los metadatos influyen en el AWB y la exposición automática para ofrecer contenidos con los colores corregidos directamente desde la cámara.

Aunque este análisis de la escena bajo el agua es uno de los ejemplos favoritos de GoPro, solo es una de las seis escenas que los metadatos de la HERO7 Black pueden diferenciar. Las otras son interiores, paisaje urbano, playa, nieve y vegetación.

Esta clasificación de escenas está incorporada en el algoritmo de AWB, mediante metadatos, y depende del análisis de los parámetros globales, como las condiciones de exposición, para ofrecer colores más precisos y naturales directamente desde la GoPro.

Echa un vistazo a la HERO7 Black aquí y consulta más información sobre los metadatos de código abierto aquí.    

* Consejo profesional para profundizar: para todos los que buceáis hasta profundidades de más de 10 metros, hay muchas variables que no siempre se pueden predecir y corregir: el color del agua, las condiciones de luz cambiantes y la transmisión. En este caso, es posible que todavía sea necesario usar un filtro de buceo.